Little Hammer


HARLEY-DAVIDSON XG 750 STREET “LITTLE HAMMER” by MAKINOSTRA

Llamamos así a nuestra creación, esta preparación realizada sobre la base de una Harley-Davidson XG 750 Street, en honor al Martillo de Lucifer, la verdadera deportiva fabricada por H-D para disputar la Battle of Twins y con la que consiguieron victorias en los primeros ochenta. La preparación rememora las deportivas clásicas de hace más de treinta años, como por ejemplo las que competían en carreras de Resistencia, sin ir más lejos en Montjuïc. Veamos, echando una ojeada a toda la moto, los puntos en los que hemos efectuado modificaciones.

1.- Instalación de un carenado que incluye el faro y los intermitentes delanteros, pintado con los tres colores (negro, naranja y blanco) que la ocasión requería.
2.- Manillar tipo “clubman” remodelado a medida para esta motocicleta.
3.- Estribos izquierdo y derecho retrasados para ofrecer una posición de conducción deportiva y en consonancia con el manillar.
4.- Palanca de cambio retrasada y con el reenvío necesario para que siga insertando la 1ª hacia abajo y las demás hacia arriba, como en la moto de serie.
5.- Freno trasero remodelado para que se sitúe cerca del estribo, pero sin sustituir la bomba original.
6.- Silenciador de escape construido a medida para la “Little Hammer”, con un tono deportivo pero no estridente.
7.- Asiento remodelado para darle forma de monoplaza con la parte trasera imitando un colín (muy habitual en las deportivas que esta moto rememora).
8.- Colín desprovisto de la aleta trasera original y dotado de piloto trasero, intermitentes, luz de matrícula y portaplacas, todos ellos funcionales.
9.- Pintura tricolor en la aleta delantera, el depósito y el colín, a juego con el carenado.
10.- Por último, hacer notar que la moto es perfectamente funcional, puede circular sin problemas y está dotada de todos los elementos necesarios para ser legal.

El proyecto ha sido un trabajo común de todo el taller de Makinostra, y es obra de los mecánicos (Nico Ivanov, Martín Negral, David Bravo y Guillermo Artola) con el imprescindible apoyo logístico de Enrique Hidalgo.

Más información