Harley siempre ha estado a tu lado: Hoy necesitamos que seas tú quien nos apoyes.

A partir del 1 de junio de 2021, Harley-Davidson deberá abonar derechos arancelarios por un total del 56% sobre cada moto que se venda en la Unión Europea.

Desde 2018 estamos en medio de una batalla de aranceles entre USA y Europa. Las motocicletas con una cilindrada superior a 500 cc, ya tuvieron una subida de arancel del 6% a uno del 31%.  La marca no quiso que dicha subida afectara a sus fieles clientes, por lo que asumió por sí misma este desmesurado coste.

 Ahora, la situación empeora, pues la UE vuelve subirlo hasta el 50%. Ante esta situación, desde la asociación de concesionarios HD española y portuguesa necesitamos tu ayuda y apoyo ante este trato tan injusto. ¿Injusto por qué? Porque a los fabricantes de otras marcas, europeas, se les aplican unos aranceles de menos del 2,4%, lo que supone una clara y enorme desventaja competitiva para nuestras motocicletas.

¿Qué consecuencias podría tener esto? Que Harley-Davidson llegue a su fin en Europa, dejando en la calle a miles de trabajadores, y dejando a miles y miles de aficionados a la marca sin la pasión que tanto les une, sin servicio oficial a miles y miles de usuarios de la marca y sin ese algo especial que solo conoce un harlista y que nos une a todos. Para frenar esto, para impedir que Harley-Davidson desaparezca de las carreteras de toda Europa, necesitamos que firmes una petición contra tan injusta medida, pinchando aquí.

Harley-Davidson no es una marca de motos más: Siempre ha estado a tu lado, en cada kilómetro y en cada curva; gracias a ella te has rodeado de gente tan apasionada como tú, y como nosotros; has conocido esa adictiva y pura sensación de libertad que, aunque no se pueda explicar con palabras, es tan real y necesaria como respirar; has encontrado en tu camino rincones inolvidables; cada plan, cada ruta, es única solo porque es con tu Harley… Si quieres que ese fuego que sientes por dentro cada vez que ves, oyes o montas en una de estas motos no desaparezca, ayúdanos.
¡Juntos, seguiremos rodando!